Presidente asociacion Española de muaythai cultural (A.E.M.T.C.)

Educación Física de Tailandia

Asociacion e Instituto de Artes Marciales Thai (A.I.T.M.A)

Director og Gym Thai Boxing Club España

Muay Thai Conservation Center of Spain España

Muay Thai Study College Muban Chom Bung


RAMAKIEN

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33
ANTERIOR              CAPITULO 31              SIGUIENTE
Pra Phrot envía Nilpat y Asuraphad para interrumpir y poner fin a la ceremonia.

     Pra Phrot envía Nilpat y Asuraphad para interrumpir y poner fin a la ceremonia. Los dos bajaron al inframundo donde Vaiyatarn realizaba su ceremonia para consagrar su arma. Fue interrumpido y no pudo terminar la ceremonia en absoluto, al final tuvo que volver desde el inframundo.

     Nilpat se transformó en un gigante viejo para decir que había desertado del ejército. Vaiyatarn se encontró con él y le preguntó por qué estaba mirando tan cansado y triste. Nilpat, disfrazado, le dijo que venía de Lanka y que fue reclutado y obligado a salir a luchar por Pra Phrot y optó por huir. Vaiyatarn estaba muy contento y se lo llevó a su servicio. En el camino, Nilpat aprovechó la oportunidad para atacar Vaiyatarn, quitándole su arma. Asuraphad luego se unió a él para poner fin a la vida de Vaiyatarn.

     Chakrawat tenía que salir y luchar solo por tercera vez. Su carro se rompió en pedazos por las flechas de Pra Phrot y él mismo se arrojó al suelo, malherido como las dos veces anteriores. No había ninguna posibilidad para ganar la guerra. Pero, debido a su gran orgullo, salió a pesar de todo para luchar de nuevo. día fue su última batalla. Pra Phrot se dirigió de nuevo a Ayudhya.

Phipek fue enviado de nuevo a gobernar Lanka, una vez más después de que fue acusado de descuido en confiar en el hijo de un enemigo.


La disputa entre Phra Ram y Sita

     Un día, Phra Ram salió en un viaje de placer en el bosque. Naang Sida se quedo en casa con sirvientes y sus doncellas. En palacio rondaba un demonio gigante, un pariente lejano de Todsakan llamado Adula.
Ella quería vengarse de Naang Sida por haber llevado a la muerte a Todsakan y al pueblo de Lanka. Ella se disfrazó como una sierva, deslizándose con las otras siervas de Sita. Se acercó a Sita y fingió curiosidad de cómo era físicamente Todsakan y argumentando de que nunca lo había visto., Pregunto a Naang Sida si podía hacer un dibujo de Todsakan.


     Naang Sida hizo el dibujo de Todsakan en una pizarra y se lo mostró a ella. De pronto, Phra Ram regresó. El espíritu de Adula desapareció. Naang Sida estaba asustada.

     Ella trató de borrar la imagen de la pizarra, pero no podía hacerla desaparecer porque el espíritu de Adula había entrado en ella para darle vida. Ella escondió imagen de Todsakan debajo de la cama de Phra Ram.

     Esto fue descubierto por Phra Ram, y acabo pensando que Sita era infiel y que amaba a Todsakan, ordenó a Phra Lak llevársela y ejecutarla con el encargo de traerle su corazón para asegurarse que estaba muerta. El destierro de Sita y el nacimiento de Mongkut y Lob, sus hijos Phra Lak, llevó a Sita a la selva, pero le permitió huir y se llevó el corazón de un ciervo que se encontró en el camino para demostrar a Phra Ram la muerte de Naang Sida. Naang Sida caminaba por el bosque y se encontró con un ermitaño llamado Vajmarika que la adoptó.

     Naang Sida ya estaba embarazada antes de salir del palacio y poco después dio a luz a un hijo. Dejó a su hijo recién nacido al cuidado del ermitaño y salió a buscar comida. Un día conoció a una mona con sus dos bebés recién nacidos, Culpó al mono por ser imprudente y por llevar a los bebés con ella y exponerlos al peligro de la selva.

     La mona respondió que más bien, era Naang Sida la estúpida por haber dejado a un bebé con un ermitaño meditaba sus oraciones con los ojos cerrados todo el tiempo. ¿Cómo iba a saber lo que podía pasar con el niño mientras estaba haciendo esto? La sabiduría de la mona perturbo a Naang Sida y se apresuró a regresar y se llevó al niño a lavarse en el río, sin que se diera cuenta el ermitaño. Cuando el ermitaño abrió los ojos, pensó que el niño se había perdido. Él se asustó bastante e hizo una ceremonia de fuego con el fin de crear otro niño exactamente igual que el propio hijo de Naang Sida.

     Precisamente en ese momento, Naang Sida se volvió con el bebé y el ermitaño se sintió aliviado Naang Sida rogó que continuara con la ceremonia para que el otro niño fuera un compañero de su hijo.
Los dos niños crecieron juntos, y se llamaban Mongkut y el Lob. El ermitaño enseñó a los dos niños en todas las formas posibles y realizaban ceremonias a los dioses con el fin de obtener armas poderosas para ellos.


ANTERIOR              CAPITULO 31              SIGUIENTE

MUAYTHAI

mailto:masterlek.m.t.cul@gmail.com

THAI BOXING CLUB ESPAÑA