Presidente asociacion Española de muaythai cultural (A.E.M.T.C.)

Educación Física de Tailandia

Asociacion e Instituto de Artes Marciales Thai (A.I.T.M.A)

Director og Gym Thai Boxing Club España

Muay Thai Conservation Center of Spain España

Muay Thai Study College Muban Chom Bung


RAMAKIEN

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33
ANTERIOR              CAPITULO 27              SIGUIENTE
Hanuman roba el corazon de Todsakan

     Al día siguiente, Todsakan volvió a salir a la lucha y Phra Ram corto su cuerpo en pedazos, Todsakan volvia a recomponerse. Él simplemente no moria y Phra Ram, muy sorprendido, le preguntó Phipek por la razón.
Phipek explicó que el cuerpo de Todsakan estaba sin corazón, este estaba oculto en un lugar y que para destruirle había que destruir el corazón al mismo tiempo.

     El corazón se escondía en una caja fuertemente custodiada por Kobut el ermitaño. Una vez más Hanuman, el valiente de los valientes, fue enviado acompañado por Ongkot a conseguir la caja que contiene el corazón de Todsakan y que ocultaba el ermitaño
No se podían disfrazar ya que el ermitaño era capaz de detectarles. Por lo tanto, fue directamente a ver al ermitaño en su verdadera forma y le engañaron diciendo que después de largos años de servicio con Phra Ram, ellos no habían recibido más que reprimendas y castigos, sin recompensa alguna. Por lo tanto, se vengaría ayudando Todsakan. Y que No podían ir directamente a Todsakan, porque no les creería, pero si el ermitaño les ayudara e intercediera por ellos Todsakan no tendría ninguna duda.

     Cuando estaban a punto de iniciar el viaje, Hanuman preguntó algo acerca del corazón de de Todsakan. ¿Por qué dejarlo aqui? alguien pueda venir a robarla. Kobut creyo en su sinceridad y cogió la caja con el corazón de Todsakan para llevárselo con él.
     Entonces Hanuman preguntó: ¿por qué no se podía dejar el corazón en palacio, ya que sería mucho más sencillo y seguro? El ermitaño explicó que el alma no puede vivir cerca del cuerpo, como los dos tienen una fuerte tendencia a unirse de nuevo si están cerca uno del otro.

     En la puerta, Hanuman le dijo al ermitaño que había peligro en llevar el corazón al palacio, porque al acercarse a Todsakan, el corazón podría tratar de volver en su cuerpo una vez más. Por lo tanto, Ongkot debería de quedarse en la puerta con la caja mientras esperaban. Una vez más Kobut estuvo de acuerdo. Ongkot ocultó la verdadera caja y a la vuelta del ermitaño le dio una imitación exacta.      Hanuman fue presentado por el ermitaño a Todsakan y juró que lucharía contra Phra Ram para matarlo. Con el fin de complacer a Hanuman,

Todsakan nombro a Hanuman como el heredero al trono de Lanka. Al día siguiente, Hanuman pidió salir y luchar por el ejército de los gigantes, Llego al campo de batalla insultando a Phra Lak. Lo hizo tan bien que incluso sus aliados monos antiguos pensaban en él como un traidor.
las noticias llegaron a Todsakan que escuchaban con deleite y placer.      Todas las propiedades de Intarachit fueron dadas ahora a Hanuman y hasta Suwankanyuma, la esposa de su hijo, se la dio a Hanuman.
Esa noche durmió con Hanuman y le hizo el amor. A la mañana siguiente salió otra vez, esta vez con Todsakan como refuerzo de la parte trasera. La pelea se reanudó y cuando Ongkot llevó la caja con el corazón a Hanuman se la mostraron a Todsakan.

     Todsakan se dio cuenta del engaño y que su fin había llegado. Esa noche, se despidió de su esposa y sus mujeres. Todo el palacio estaba en la desesperación, Pero como Rey tenía que salir a luchar y morir como un hombre. Todos los gigantes estaban tristes y desanimados al saber que su líder se enfrenta a la muerte.
Phra Ram le disparó con una flecha y Todsakan cayó al suelo mientras Hanuman sacó el corazón y lo aplastó convirtiéndolo en polvo al mismo tiempo. Así terminó la vida orgullosa y arrogante de Todsakan poderoso, Rey de los Gigantes.

Phipek se encargo del cadáver de su hermano. Después de todo, Todsakan era su hermano y murió sólo porque él era demasiado orgulloso. A él se unieron más tarde por Nang Monto y las otras mujeres, que por fin se llevó el cadáver a la ciudad donde lo honrraron de acuerdo con su rango.


ANTERIOR              CAPITULO 27              SIGUIENTE

MUAYTHAI

mailto:masterlek.m.t.cul@gmail.com

THAI BOXING CLUB ESPAÑA